El salpullido en el recién nacido

Una característica de los bebés recién nacidos es la suavidad de su piel, siempre dan ganas de besarlos y acariciarlos, pero su piel no es solo suave sino bastante delicada. En relación a la piel del adulto, la del bebé es 40 a 60% más delgada, y es también más permeable lo que resulta en que es más alto el riesgo de toxicidad por cremas, pomadas, ungüentos, entre otros.

Es por esto que es importante usar solo productos indicados para la piel del bebé, para no producirles ningún daño posterior. Y algo que afecta la piel del bebé las primeras semanas de nacido son los salpullidos; son como pequeñas protuberancias rojas (ampollas) que aparecen principalmente en las mejillas, barbilla, la frente, la nariz y el cuello.

Parecen picaduras de insectos, pero no lo son, aunque sí son completamente normales. Las causas de su aparición son desconocidas y pueden durar los primeros 4 meses de edad, a veces sólo unos días.

El salpullido tiene, algunas veces, puntos blancos que se asemejan al acné de los adolescentes; no hay que tocarlos, no están infectados, y como son inofensivos, no hay necesidad de realizar ningún tratamiento. El aceite de bebé, los perfumes y ungüentos pueden complicar el salpullido, lo mejor es no aplicarlos hasta que pase.

A veces, cuando damos de lactar y no limpiamos bien alrededor de la boca, en los cachetes y el mentón de nuestros bebés podría aparecer salpullido. Solo hay que limpiar bien con un poco de agua y un algodón ¡y listo!, el salpullido desaparecerá pronto. También podría suceder cuando los bebés comienzan a babear por la aparición de los dientes.

Algunos cuidados que deberíamos tener en cuenta para cuidar la piel de nuestros bebés son:

  • Usar solo productos indicados para bebés.
  • La ropa debe ser preferentemente de algodón, no mantenerlos tan abrigados ya que podríamos sofocarlos, hacer que suden ya que esto favorecerá la aparición de salpullidos.
  • Evitar usar cremas medicadas sin prescripción del pediatra.
  • Baña a tu bebé con jabón neutro y procura secarlo bien.
  • Disfruta de tu bebé.

Cariños,

Lucero Papa Burgos
Psicóloga

Imágenes: guiainfantilentrepadres.

Compartir

Participa dejando tus comentarios