¿Qué hacer para bajarle la fiebre a tu bebé?

Se considera que un bebé tiene fiebre cuando su temperatura, tomada vía oral o rectal, es mayor de 38º C. Si está por debajo, tiene febrícula.

No es necesario tratar la febrícula o fiebre baja, a no ser que tu bebé esté muy molesto o irritable (algo que casi siempre suele pasar ya que la fiebre los incomoda). Pero si tu bebé no tiene mucha fiebre y está activo y feliz, puedes esperar un rato a ver cómo evoluciona ya que, a veces, se va bajando sola.

Si la temperatura corporal de tu bebé es mayor a 38º C, debes recordar que la fiebre en sí no es una enfermedad, sino un síntoma de una patología que normalmente en bebés es causada por un virus.

La fiebre es una señal de alerta de que algo no va bien en su organismo, un aviso de que algo está pasando. Por eso, lo importante no es la fiebre en sí, sino el estado general de tu bebé, así sabrás si es grave o no.

No obstante, si está molesto, lloroso e incómodo, aunque no tenga mucha temperatura, ayúdalo siguiendo estos consejos:

  • Quítale alguna prenda de ropa, trata de que no esté muy abrigado. Con un body o un pijama fino es suficiente.
  • La temperatura ambiental también es importante. Que la habitación en la que se encuentre no supere los 21º C.
  • Un baño de agua tibia, nunca caliente ni fría, durante unos 15 minutos le bajará la temperatura.
  • Dale muchos líquidos, agua, zumos naturales o leche materna.
  • Los paños de agua templada en la frente, nuca y extremidades también contribuyen a bajar su temperatura corporal.
  • Si la temperatura sigue subiendo, llévalo al médico.
Fuente: https://espanol.babycenter.com