Cómo ayudar a tu niño a hablar

Cuanto más hables con tu niño, más lo estimulas a empezar a hablar. Pero ten encuenta que cada niño desarrolla esta habilidad a su propio ritmo.

Cuanto más se divierta aprendiendo nuevas palabras, hay más probabilidades de que las siga usando. Existen muchas formas de ayudarle a aprender a hablar:

 

 

 

  • Háblale lo más frecuente que puedas. Míralo atentamente y muéstrate interesada cuando te conteste.
  • Concéntrate en lo que trata de decirte, no tanto en cómo pronuncia las palabras. Haz que se sienta seguro cuando habla contigo.
  • Si dice algo bien, refuerzalo. Por ejemplo: “Sí, es una cuchara”.
  • Muéstrale lo que tratas decir, explicándole las cosas que haces. Por ejemplo: “Ahora nos quitamos los zapatos” cuando le saques los zapatos y “ahora las medias” cuando le saques las medias.
  • Dale oportunidades de hablar durante el día. Si le vas a preguntar algo, haz una pausa.
  • Exponlo a nuevas situaciones y enséñale nuevas palabras. Llévalo a dar un paseo, señala las cosas que ven y di cómo se llaman.
  • Repite lo que te trata de decir, aunque no lo diga claramente, y alarga la frase. Si te dice “nano” cuando quiere decirte plátano, puedes contestar: “sí, aquí tienes un plátano”.
  • Habla de forma simple. Usa frases cortas y haz énfasis en las palabras claves cuando hables con tu niño. Eso lo ayudará a concentrarse en la información importante.
  • Elimina los ruidos innecesarios, como la televisión o la radio. Esto lo ayudará a prestarte más atención cuando le hables. A los niños les resulta más difícil filtrar el ruido de fondo.
Fuente: https://espanol.babycenter.com