Dejando el pañal

Esto es algo que tenemos que admitir mamis, por más que adoremos a nuestros hijos con todo nuestro corazón; cambiar pañales no es un campo de rosas. Así que cuando nos damos cuenta que nuestros bebés se están haciendo más grandecitos y prestan atención a nuestras indicaciones; pensamos (¡genial gracias a Dios!) el momento llegó. El momento de dejar el pañal.
Y nos alivia porque no solo significa que dejaremos de cambiar pañales; sino que también nuestros hijos empezarán a tener un día a día más cómodo. ¡Adiós escaldaduras!

Pero cómo saber cuándo iniciar la transición, lo que menos queremos es que nuestro bebé se frustre y desarrolle rechazo por ir al baño. Así que mamis les dejaré unos consejillos que a mí me ayudaron mucho en ésta etapa y espero a ti también te ayuden.
Es importante darnos cuenta si nuestro bebé entiende y recepciona con claridad nuestras indicaciones; de otra manera al momento de enseñarles esos códigos secretos entre tú y él para que “te pida ir al baño” no los entenderá.

De igual modo también es importante darnos cuenta si nuestro bebé puede agacharse y pararse con facilidad. Al comienzo de esta etapa nuestro bebé necesitará una bacinica que se utilizará apoyada en el suelo. Así que debemos de tener la certeza, de que nuestro bebé puede desarrollar ese movimiento de agacharse al nivel de suelo y pararse con total comodidad y destreza.
Y por supuesto, si nuestro bebé puede bajarse los pantaloncitos él solo. La idea detrás de esta etapa es empoderar a nuestro bebé que sienta que- él puede.

Mamis cada bebé es único y maravilloso y se desarrollan a su propio ritmo, que el hijo de tu mejor amiga ya haya dejado el pañal antes que el tuyo; no implica nada. Siempre ten presente que cada bebé es un mundo y se desarrolla según sus reglas.
Me despido dejándote estos últimos tips, es importante encontrar la bacinica que se acomode mejor a la colita de tu bebé y que las nenas tienden a sobrepasar esta etapa más rápido que los nenes; así que no te preocupes si tu bebé se está demorando un poquito más que su hermanita.

Fuente: https://www.babycenter.com/0_the-abcs-of-potty-training_4399.bc