Cuándo y cómo se caen los dientes de leche

Sabemos que los dientes de leche se tienen que caer para que los dientes permanentes puedan crecer. Y este proceso puede tardar seis años o más.

Muchos niños se emocionan cuando sienten que uno de sus dientitos se mueve. También se alegran al saber que pronto los visitará el “ratón de los dientes”. Sin embargo, otros pequeños le tienen miedo al dolor. Si tu niño está angustiado, puedes calmarlo asegurándole que probablemente no sufrirá dolor.

Los 20 dientes de leche de un niño, comúnmente empiezan a salir entre los 4 y 7 meses de edad. Para los 3 años, casi todos los niños tienen bien instalados todos sus dientes de leche, los cuales suelen caerse en el mismo orden en que salieron.

Esto quiere decir que los dientes del medio de la mandíbula inferior son normalmente los primeros en caerse, alrededor de los 5 años. Los dos superiores centrales serán los siguientes. Hay niños que pierden sus primeros dientitos a los 4 años, mientras que otros no los pierden hasta los 7. Generalmente, mientras más temprano le salieron los dientes a un niño, más pronto se le caerán.

Es posible que a algunos niños se les comience a caer los dientes de leche muy temprano, antes de que los permanentes estén listo para salir. Esto puede ocurrir debido a un accidente o a una enfermedad dental. Cuando esto sucede, es común que el dentista coloque una prótesis de plástico (hecha a la medida) en el espacio donde estaba el diente temporal, mientras que sale el definitivo. Esto evitará problemas futuros de espaciamiento entre los dientes.

Si a tu niño se le empiezan a caer los dientes de leche antes de los 4 años, es recomendable que consultes con un dentista para asegurarte que no se deba a una enfermedad.

También puede suceder que un niño de 7 años tenga todavía los dientes de leche. Aunque lo más probable es que no tenga ningún problema, es recomendable llevarlo al dentista para que le haga algunos estudios de rayos X.

La pérdida de los dientes de leche es raramente tan dolorosa como la dentición. Si tu niño se queja de un dolor al fondo de su boca, es probable de que le estén brotando los molares.

Bienvenidos los nuevos dientes

No te asustes cuando veas que los dientes nuevos son más grandes, ya que es normal. Los dientes permanentes también pueden ser menos blancos que los de leche y tienen crestas más afiladas, ya que todavía no han sido gastados.

Ahora que los dientes permanentes empezaron a salir, el cepillarse la dentadura es más importante que nunca. Seguramente tendrás que supervisar y ayudar a tu niño hasta que tenga unos 8 años.

Fuente: https://espanol.babycenter.com