Fases del crecimiento acelerado o “estirones”

¿Recuerdas cuando tu niño era bebé y jurabas que sus piernas crecían de la noche a la mañana mientras dormía? Lo más probable es que estuviera pasando por una etapa de crecimiento acelerado, durante la cual sucede un rápido aumento en la estatura y peso del niño.

Ese tipo de crecimiento es muy obvio durante el primer año de vida del niño y en la pubertad. Pero estos “estirones” también se presentan en otras fases de su desarrollo, aunque de una forma menos obvia.

De los 2 a 4 años, los niños suelen crecer de 5 a 7 centímetros de estatura y aumentan hasta cerca de dos kilos cada año. Del primer año a los 3 años de edad, el crecimiento se centra en el torso y piernas.

Los porcentajes de crecimiento de tu pequeño revelan su peso y estatura con relación a otros niños de su misma edad y sexo. Por ejemplo, si el doctor te dice que tu niño está en el percentil 75 en altura, eso significa que es más alto que tres cuartas partes de los niños de su edad. Lo que el médico busca es que los percentiles de peso y estatura sean proporcionales y continúen en aumento en tasas complementarias. Después de los 2 años, los médicos suelen observar el índice de masa muscular para descartar obesidad. El porcentaje de grasa corporal se reduce del primer año de vida al quinto, y los niños se ven más musculosos.

Es poco usual que el crecimiento de los niños se dé de forma continua. Al contrario, suele a ocurrir en fases o “estirones”. Algunos de los signos que te indicarán que tu niño está pasando por una fase de crecimiento son:

  • Suele tener más hambre de lo normal.
  • Sus siestas son más prolongadas o duerme más durante la noche.
  • Está malhumorado o aferrado a ti, aunque no esté enfermo.

¿Recuerdas cuando tu niño era bebé y jurabas que sus piernas crecían de la noche a la mañana mientras dormía? Lo más probable es que estuviera pasando por una etapa de crecimiento acelerado, durante la cual sucede un rápido aumento en la estatura y peso del niño.

Ese tipo de crecimiento es muy obvio durante el primer año de vida del niño y en la pubertad. Pero estos “estirones” también se presentan en otras fases de su desarrollo, aunque de una forma menos obvia.

De los 2 a 4 años, los niños suelen crecer de 5 a 7 centímetros de estatura y aumentan hasta cerca de dos kilos cada año. Del primer año a los 3 años de edad, el crecimiento se centra en el torso y piernas.

Los porcentajes de crecimiento de tu pequeño revelan su peso y estatura con relación a otros niños de su misma edad y sexo. Por ejemplo, si el doctor te dice que tu niño está en el percentil 75 en altura, eso significa que es más alto que tres cuartas partes de los niños de su edad. Lo que el médico busca es que los percentiles de peso y estatura sean proporcionales y continúen en aumento en tasas complementarias. Después de los 2 años, los médicos suelen observar el índice de masa muscular para descartar obesidad. El porcentaje de grasa corporal se reduce del primer año de vida al quinto, y los niños se ven más musculosos.

Es poco usual que el crecimiento de los niños se dé de forma continua. Al contrario, suele a ocurrir en fases o “estirones”. Algunos de los signos que te indicarán que tu niño está pasando por una fase de crecimiento son:

Fuente: https://espanol.babycenter.com